domingo, 27 de febrero de 2011

un brindis por tí...


Me gustaría poder encontrar las palabras adecuadas para expresar lo que siento, pero a veces no lo consigo. La pintura me ayuda a expresar ese estado abstracto del pensamiento que no puedo definir. El día 8 de marzo inaguro la segunda exposición del año y va saliendo cada vez más trabajo. Por mi profesión y estudios siempre viví orientada al éxito, a la consecución de objetivos, a no dejar nunca a la deriva el barco de la vida en sus diferentes aspectos.

Cierto es que vivir en casa de mis padres estos dos últimos años me habían acomodado en una suerte de espejismo de vida apacible que he aprovechado para descansar y plantear nuevos objetivos vitales.

Dentro de quince días me mudo finalmente, estoy contenta, no me voy lejos de donde vivo actualmente pero la sensación de estar poniendo de nuevo un pie en la civilización se acentúa a medida que pasan los días. Hoy he sabido del éxito personal de alguien importante para mí, y me siento orgullosa. Vivo con ilusión los triunfos del círculo social que me envuelve.

El cuadro de arriba es una recreación de la mística demiúrgica. Ese gran hacedor que planifica  más allá de la comprensión humana.
- Si has perdido la fe en todo, ten fe en esto.- Le dice Arwen a Aragon en el señor de los anillos poniendo su mano sobre un amuleto.

Al final el objeto se convierte en metáfora de la creación, y con ella del poder humano, de la voluntad, de la constante negociación con la experiencia perceptiva de la vida. Unas manos...

1 comentario:

JuanJo dijo...

Seguro que ha sido así, un éxito tu segunda exposición!

Transmites Felicidad en tus palabras, Susana, y ese sentimiento es gasolina para el motor de los objetivos.
;-)