miércoles, 23 de marzo de 2011

armónicos

Fumaba en la puerta del bar, llevaba un rato ahí cuando me dí cuenta de que había un chico que hablaba por el móvil, estaba cerca y le oía hablar con su chica, dí media vuelta para no escuchar, pero a veces no se puede evitar, seguí fumando cuando oigo el sonido de una armónica detrás mío, doy la vuelta y ahí estaba el chaval con una mano en el móvil y con la otra tocando la armónica y dedicándole una canción a la chica... ¿Estas cosas pasan todavía?

Me hizo reir con un traseúnte que sorprendido como yo lo miraba...

No hay comentarios: